Enfrentar el cáncer es complicado, pero la caída del cabello para los pacientes es un duro golpe. Por eso el Patronato del Centro Estatal de Cancerología creó una taller de pelucas oncológicas de las cuales han sido entregadas ya 26, y se encuentran en proceso 22.

Irasema Kondo, presidenta del Patronato dijo que existe un duelo por el cabello cuando se llevan tratamientos contra el cáncer, principalmente para las mujeres y el hecho de contar con una peluca ayuda en el estado de ánimo de las pacientes.

El primer paso es seleccionar las trenzas de cabello donadas en las diversas campañas y se van pegando con cinta adhesiva, y luego se cosen. Se confecciona un gorro similar a los de baño con las dimensiones de la cabeza de las personas o de la niña y se comienza con las capas de cabellos.

La respuesta de la gente es buena, ya que en las campañas que se han realizado hasta el momento se donó gran cantidad de cabello.

Y no solamente se atiende a personas con cáncer, también hay mujeres que por tratamientos médicos pierden el cabello.