La planta lleva por nombre Benban y está ubicada en la región oriental, del desierto del Sahara.

Para la construcción de esta planta se necesitó a más de 10 mil hombres, cuando la planta esté funcionando en su totalidad generará más de 4 mil empleos

La mega planta solar comenzó a funcionar parcialmente en diciembre de 2017 y generará el 90% de la energía que actualmente produce la reserva Aswan. De esta manera, Egipto contará con un 20% de energía limpia para el 2022.

El proyecto firmó un contrato de 25 años con la compañía estatal Egyptian Electricity Transmission Company con una tarifa efectiva de 7,8 $/MWh.

Benban está compuesta por 41 parcelas separadas, se conectarán a la red de alta tensión egipcia a través de cuatro nuevas subestaciones. A su vez, las subestaciones se conectarán a una línea existente de 220 Kv. El objetivo del Parque Solar de Benban es alcanzar entre 1,6 y 2,0 GW de energía solar a mediados de 2019.