La historia protagonizada por Georgia Jackson y su novio Josh Maddock puede ser un aviso para todas aquellas parejas que piensan en la infidelidad. En este caso, la chica descubrió que su pareja le fue infiel en dos ocasiones; una de ellas, mientras esperaban un hijo.

Jackson pensó que, en forma de venganza, sería buena idea destruir su Xbox One, pero después supo que venderlo sería más doloroso para él. Por la consola, junto a unos auriculares, pidió únicamente cuatro dólares, el equivalente a 80 pesos mexicanos.

Según reporta el diario inglés The Sun, los jóvenes se casaron en 2015, pero en 2016, la joven se enteró de la primera infidelidad, y tomó la decisión de perdonarlo. Después Jackson quedó embarazada, y una vez dando a luz, revisó las conversaciones en las que descubrió que su novio estaba platicando con otra mujer desde meses atrás, intercambiando fotografías y mensajes de contenido sexual.

La mujer nunca se imaginó que su venganza se hiciera viral en el país. Muchos aplaudieron la decisión y se rieron del destino de la consola de Josh. “Fue una traición terrible. Siempre tuve en mente que si él volvía a estar con otra mujer, le destrozaría su Xbox, pero sabía que venderla, lo enloquecería más”, señaló en entrevista.