Las autoridades de Qatar han hecho mención de distintas restricciones que se tendrán que respetar en el desarrollo del evento futbolístico mundial Qatar 2022 las cuales, de no respetarse, se puede ser puede ser acreedor de una pena en prisión.

Entre las restricciones que más destacan es: la prohibición de el uso de banderas LGBT pues, a quien se le descubra portando una de ellas, podría ir de 7 a 11 años a prisión.

Además, también hicieron público de que están prohibidas las relaciones sexuales fuera del matrimonio y son totalmente intolerables las relaciones entre personas del mismo sexo, no pueden mostrarse en público mostrando algún tipo de acercamiento especial.

Las autoridades de Qatar se justifican diciendo que son un país islámico y que se debe de respetar su religión, así lo indicó el portavoz del mundial Nasser Al-Khater

«Qatar es un país islámico y se debe respetar su religión».

marzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *