En el transcurso de esta semana, se viralizó que en el país vecino Guatemala, el Congreso votó a favor de una ley que prohíbe el matrimonio con personas del mismo sexo, eleva la pena de prisión por interrupción del embarazo, y prohíbe la educación sexual relacionada con la diversidad de las escuelas

La penalización del aborto en Guatemala aumentará su pena pues, ahora sólo se permitirá realizarlo cuando la vida de la madre corra peligro y darán hasta 50 años de cárcel por realizarlo

Las mujeres que «se hayan provocado su propio aborto o hayan dado su consentimiento a otra persona para que lo lleve a cabo» recibirán un mínimo de cinco años de cárcel, pero las penas podrían ser mucho más altas.

Para que la ley entre en vigor, aún necesita ser firmada por el presidente Alejandro, sin embargo la mayoría de las personas en el gobierno está de acuerdo con esta nueva reforma pues, incluso en el Congreso, la ley recibió 160 votos a favor y solo 8 en contra

marzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *