La pasada semana, durante la visita del presidente de México al Estado de Sinaloa, periodistas del Universal, Milenio y Reforma fueron interceptados por un grupo de hombres armados vestidos con ropa militar y trajes tácticos, los detuvieron, les hicieron preguntas, esta situación escandalizó a los medios de comunicación.

Sin embargo, después de que se dio a conocer la noticia, tanto el gobernador de Sinaloa como el Presidente de México, señalaron que esa situación no había sido tan alarmante y, no habría porqué exagerar.

Por su parte, Rubén Rocha Moya el Gobernador de Sinaloa, criticó la forma en la que los medios de comunicación dieron la noticia sobre el retén de los civiles armados el cual, a pesar de que se encontraba a 5 km de una base militar, esta no representaba ningún peligro, que ya tenía conocimiento de su existencia pero los habían reportado.

De la misma forma, reveló que él mismo ya había sido detenido en uno de estos retenes anteriormente, lo cual ocurrió hace unos años:

“cuando murió una sobrina mía, iba a un rosario, y en esa misma carretera había un retén que no era de la policía, hacía sus operaciones, te preguntaba para donde ibas, si llevabas identificación y demás”.

«No será que Calderón mandó a poner eso para que saliera en la prensa nacional con la idea de echarle a perder la gira al presidente, pues te puedes poner a pensar, pero es exagerar, al igual que la idea de que estos grupos se conviertan en autodefensas”

“En el pasado ya había sucedido, yo no sé por qué los medios no han tenido tanta viveza para dar a conocer esto; porque a lo mejor si se hubiera dado a conocer antes, se podrían haber implementado medidas para que hoy se tuvieran mejores resultados”, manifestó el mandatario.

marzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *