La crisis de agua que presenta el estado de Nuevo León es realmente severa, tanto que algunas personas han optado por robarla.

Como es el caso de de un rancho en esa entidad, donde se construyó una presa que permite desviar miles de litros de agua para usos privados.

Por esta razón, Samuel García anunció que todas las personas que roban agua, merecen cárcel.

El rancho ya fue clausurado por CONAGUA, se recupera el agua a la red de AyD y se presentará una Carpeta Penal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *