El IMSS le ofrece 88 mil pesos por reparación del daño

Vanessa quien en 2018 tenía 27 años, acudió a su Clínica de Atención Familiar en Querétaro para que le retiraran un DIU que estaba mal colocado, sin embargo, la atención que recibió en la clínica no fue la correcta.

Relata que la dejaron expuesta en el quirófano por más de 3 horas con las piernas abiertas, hasta que un camillero llegó y la llevó a recuperación, para ese tiempo ya se la había alojado una bacteria en su organismo, bacteria que los médicos ignoraron.

3 días después, se presentó a la clínica refiriendo dolores lumbares y le diagnosticaron lumbalgia aguda.

Ella continuó presentando problemas de salud y se dirigió a urgencias, donde donde tuvo pérdida de sangre y le diagnosticaron gastroenteritis infecciosa y una deshidratación, le recomendaron bajar de peso y hacer ejercicio.

Tiempo después, la joven de 27 años había, perdido mucha sangre y presentaba un choque séptico, una infección generalizada, tuvieron que darle respiración mecánica, intubarla, transferirle sangre y cayó en paro cardíaco tres veces, le dieron reanimación asistida por 30 minutos, fue declarada muerta.

A Vanesa, le tuvieron que extirpar el útero y un ovario, después ambas piernas.

Después de cuatro años, el IMSS, le ofreció a la joven una indemnización por reparación del daño de 88 mil pesos, sin embargo, ella interpuso una denuncia pues refiere que lo que le ofrecen ni siquiera le alcanza para pagar una de las prótesis que necesita y mucho menos para mantener a sus dos hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí