Los arquitectos especialistas en monumentos históricos, José Alberto Escobedo y Yamil Pérez, junto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, analizaron daños y pintas que sufrió la catedral de Tepic en la última marcha realizada el 8 de marzo, donde se exige justicia para mujeres violentadas y víctimas de feminicidio.

Derivado de las valoraciones llevadas a cabo respecto al daño de la catedral, se concluyó en que los daños no solamente requieren una limpieza de las canteras sino, una restauración profunda

“Esperemos que pronto se vayan a llevar a cabo estos trabajos de limpieza, y bueno confiamos, que en algún momento también, los injertos o las restituciones que hagan falta, porque hay algunas narices de los escalones que se destruyeron, entonces eso sí requerirá de una intervención un poco mayor que la simple limpieza de las canteras”

José Alberto

Recalcaron que, el INAH ha estado revisando todas las piezas que han sufrido daños en la catedral pero, aseguran que cada vez es más difícil quitan los grafitis porque la pintura solamente hace que haya más humedad en las canteras además, fueron retiradas algunas piezas pequeñas de piedra que pertenecían a los escalones.

“La Catedral fue bastante dañada. Todavía no hay ninguna plática al respecto, pero la vamos a tener porque no se puede dejar así Catedral”,

Yamil Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *