La tarde de este domingo, cientos de espectadores pudieron apreciar la contaminación de cuatro playas en el estado de Oaxaca esto, debido a un derrame de petróleo que cubrió hasta 10 kilómetros por playa afectando hasta a la vida silvestre.

Las playas, son consideradas vírgenes y contienen manglares y sitios de anidación de tortugas, así como diversos animales en peligro de extinción.

Al día de hoy, las playas siguen cubiertas de petróleo, rescatistas han acudido a los lugares para rescatar a los animales y tratar de disminuir las afectaciones en sus cuerpos, pues el petróleo seco impide el movimiento.

Ni el gobierno de Oaxaca ni petróleos mexicanos se ha metido comunicados oficiales al respecto, quienes se han pronunciado institucionalmente solo han sido las organizaciones para la protección de la flora y la fauna, como lo es la organización internacional Costa salvaje que atiende a los pájaros bobo, una especie se encuentra bajo “Protección Especial”, de acuerdo a la NOM059.

El derrame, ocurrió el Monoboya 2 de Pemex, la empresa mexicana cerró el acceso público a las playas y prohibió la pesca así como la extracción de ostión y moluscos, petróleos mexicanos aseguró que se encargará de la limpieza de las playas pero hasta hoy no ha sucedido nada.

publicidad-abril-ayuntamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *